Monsieur Privé descubriendo el cous cous del Bandido Club Restaurant de Barcelona.

Oculto tras el Turó Park de Barcelona, en el corazón de una de las avenidas más exclusivas de la Ciudad Condal se encuentra el Bandido Club Restaurant, un espacio gastronómico único que pese a su reciente apertura ya está considerado como uno de los mejores restaurantes liquor bar de la zona. 

Su oferta, lejos de convertirse en un reclamo comercial, sorprende a todo tipo de público por su originalidad, excelente trato y vanguardismo.
 ----
Su ambiente íntimo y acogedor invita al comensal a adentrarse en un lugar donde el tiempo se detiene y cuya decoración promueve el reencuentro y la socialización.
------
Aunque su atmósfera se nutre de la cultura y la estética marroquí, no se trata de un restaurante de comida árabe. Su rica y variada carta, ofrece un amplío surtido de platos de autor que rememoran los pilares gastronómicos de la cultura mediterránea.
----- 
A medida que avanza la noche, la tenue luz de su lámpara de Marrakech y las conversaciones en voz baja se entremezclan con el aroma de los cócteles y la música de ambiente.
------
Su carta sorprende al comensal con originales nombres como este: Ménage à trois de mejillones al vapor, alioli de ajitos tiernos y membrillo, una acertada combinación agridulce que hará las delicias de aquellos que se animen a probarlo. 
---
En homenaje a la cultura gastronómica española se incluyen algunos de sus platos más típicos como este carpaccio de pulpo gallego en vinagreta de Padrón.
------
Una de las especialidades de la casa es el cous cous al estilo tangerino

Durante la comida su chef ofreció una pequeña máster class sobre la historia del mismo.

Lo primero que uno descubre es que se trata de un plato de carácter plural y abierto que reúne a toda la familia alrededor de la mesa a la hora de comer y sus ingredientes varían en función de la zona geográfica donde se prepara.

Su ritual de presentación sorprende tanto por el protocolo como por la calidad de sus ingredientes y exquisito sabor.  
----
En el restaurante se han decantado siempre por prepararlo al estilo de la ciudad de Tánger, elaborándolo con verduras, legumbres y uvas pasas. 
----
Como postre para poner punto y final por un exótico viaje a través de los sentidos no hay nada mejor que hacerlo saboreando un delicioso tiramisú con tierra de chocolate, menta, arándanos y flor de pensamiento.
----