Monsieur Privé en la inauguración del restaurante Caña de Azúcar de Barcelona (Carrer de Muntaner)

En la céntrica y exclusiva calle Muntaner de Barcelona se encuentra un nuevo espacio gastronómico que pese a su reciente apertura ya se ha convertido en todo un referente en su especialidad. Caña de Azúcar abre sus puertas al mundo como un espacio de alta cocina venezolana donde poder saborear los mejores platos típicos de esta cultura ancestral, reinventados bajo los códigos de la filosofía creativa de las hermanas Osio.

Sus dilatadas y exitosas carreras profesionales formándose al lado de los más grandes consagrados nombres de la cocina de su país y del nuestro les hizo adquirir una dinámica, una disciplina y unas pautas de trabajo dignas de un restaurador poseedor de una Estrella Michelín. En breve serán ellas quien la ostenten la suya propia. ya que la pasión, dedicación y entrega por un trabajo bien hecho es hacía lo que te dirige, llegar a lo más alto obteniendo su debido reconocimiento.

Lejos de pretensión alguna, su cocina se caracteriza por la sencillez y el esmero de ofrecer un producto de calidad, ya que para ellas dar lo mejor de si es lo más  importante para conseguir que el comensal se sienta como en su propia casa. 
-----  
Los salones que conforman sus múltiples espacios se prestan a todo tipo de acciones, desde disfrutar de una excelente comida hasta tomar un combinado o simplemente entrar para leer el periódico mientras se toma un café ya que su casa es vuestra casa.

Caña de Azúcar nace en respuesta a la necesidad de todos aquellos que buscan evadirse de la realidad durante unas horas y huir a un lejano mundo de nuevas experiencias y sensaciones dentro de nuestra cotidianidad. 
-----  
Destacar que su carta de cócteles está pensada para maridar cada uno de los platos del menú, tanto del de medio día como del de degustación. 

Para ir abriendo boca comenzamos con el tequeño, una fina masa de trigo, relleno de queso de vaca fresco, acompañado de chutney de rocoto, Rosita de la Vera y melao de Caña de Azúcar.

La composición de la presentación de todos y cada uno de los platos se caracteriza por el equilibrio y la mesura.
-----  
Seguido de una exquisita cachapita o lo que es lo mismo, una tortita de maíz tierno, bajo queso de Mano fresco y mantequilla noisette.

Su delicada y sutil presentación lo convierte en un plato de gran belleza plástica. 
-----  
Como anécdota personal comentar que sin querer me comí por accidente el postre por adelantado, pero viendo este suculento bizcocho bañado en tres leches, bajo una nube de marshmallow y frutos del bosque quién puede resistirse?

Alternando el orden del menú degustación, proseguí con el pabellón criollo compuesto por un crujiente de plátano maduro relleno de carne desmechada ECO. a 89ºc y Guayanés, sobre cremoso de frijoles negros, nata criolla y picante de ají amarillo y la arepita caña de azúcar rellena de costilla de cerdo ECO. A 89ºc con tamarindo a la leña, trufa, aguacate, plátano maduro, 
chicharrón y pico de gallito
-----  
No te enamores del ceviche no es un consejo, es el nombre que le dan a la corvina salvaje marinada en salsa de jalapeños quemados, quinoa negra frita, choclo y pico de piña.

Los palmitos a la brasa con corazón de palma de cocotero, tomate fresco y pan de yuca al ajillo os encantarán.

Quien avisa no es traidor, caeréis rendidos a sus pies.
-----