Propuestas para regalar(se) el día de la madre 2017

-------------
Con la llegada de mayo la toda poderosa Anna Wintour, editora jefe de la cabecera americana de la revista Vogue, celebra su cena de gala anual por todo lo alto a modo de antesala de los muchos acontecimientos importantes que suceden a lo largo de todo el mes, entre ellos el día de la madre. En la búsqueda del regalo perfecto, en un sinfín de ocasiones solemos navegar hacía lo desconocido y sin rumbo alguno, por ello ¿Qué mejor que dejarse llevar y apostar por lo seguro?
Si a vuestra madre le encanta cuidarse y es de las que pasa todo el día fuera de casa os recomendamos la nueva línea Urban Response de Selvert Thermal. Compuesta por cuatro completos productos que garantizarán en todo momento un estado óptimo de la piel de vuestra madre contra agentes externos como la contaminación ambiental, ayudándole a prolongar y preservar su juventud, previniendo la aparición de radicales libres.

(Absolute Defence Cream: sus principios activos actúan a modo de escudo frente a los factores externos de la contaminación ambiental – Absolute Defence Sérum: Alta concentración de activos que protegen la piel, reparando los daños provocados por la polución)
------
Cuando la comodidad es una invariable en su estilo de vida, la firma US Polo Assn será su mejor aliada. Diseño actual y de gran calidad en respuesta a las necesidades de la mujer urbana y elegante que apuesta por el uso de materiales naturales y a la que le encanta cuidar hasta el más mínimo detalle de su aspecto sin renunciar a ir cómoda. Cualquier modelo del amplío abanico que conforma su última colección primavera-verano le encantará.
-----
Si en su mesilla de noche nunca falta un buen libro que leer antes de irse a la cama y cuyo argumento siempre os resume mientras habláis por teléfono, sugeriros algunos títulos, que no le dejaran indiferente: Así eres así amas de Arantxa Coca, Pan de limón y semillas de amapola de Cristina Campos y Vivir bien es un placer de Gemma Salas.
La Bachillera de Roser AmillsMañana quién sabe de Lisa Lovat-Smith o Nada, otra vez de Nacho Almirall, son otro acierto seguro. Historias con alma que emocionan al lector y palabra a palabra, letra a letra, lo trasladan al lugar de los hechos sin la necesidad de salir de casa. Cuando más solos nos sentimos, más compañía puede hacernos un libro. Un sin fin de emociones con las que reiterar nuestra humanidad y poder crecer como personas. 
------