Monsieur Privé en la rueda de prensa de la presentación de Alimentaria 2018 + Hostelco

---
El próximo lunes 16 de abril arranca una edición de Alimentaria, la feria profesional número uno de Europa que reúne bajo un mismo paraguas a una selección de las mejores empresas, tanto nacionales como internacionales del sector de la alimentación. El recinto Gran Vía 2 de Fira de Barcelona será nuevamente el escenario elegido, acogiendo simultáneamente por primera vez en la historia, una nueva edición de Hostelco, el escaparate nacional por antonomasia que cada vez más empresarios utilizan como plataforma para dar a conocer, en exclusiva, las últimas novedades del sector de la hostelería. 

Cuadrando el círculo, en esta edición se ofrecerá una visión panorámica 360º de una industria en crecimiento a través de un revolucionario formato, una nueva proyección y un sin fin de novedades orquestadas por 35 de los mejores chefs Estrella Michelin más reconocidos de nuestro país. 4500 firmas expositoras se darán cita en más de 100.000 metros cuadrados de superficie expositiva neta, participando muchas de ellas en las más de 150 actividades organizadas para sorprender a los más de 150.000 visitantes profesionales registrados que tienen previsto acudir un año más a la cita. 
-
El renombre y prestigio internacional de la feria se reitera y constata notablemente con un 27% del total de la participación en concepto de empresas internacionales. Según recalcó J. Antonio Valls, Director de Alimentaria: "Potenciar la complementariedad existente entre estas dos ferias líderes, ofreciendo una gran plataforma de negocio contribuirá a poner en alza el valor de nuestra gastronomía, evidenciando la enorme importancia de estos sectores para la economía española". Por otro lado, Rafael Olmos, Presidente del Comité Organizador de Hostelco, añadió que en esta edición se reunirán los principales expertos en materia de alta cocina, restauración y equipamientos, convirtiendo a Barcelona en una de las capitales gastronómicas del mundo donde los profesionales no sólo podrán realizar negocios gracias a las sinergias generadas, sino que podrán disfrutar de demostraciones, descubriendo las últimas tendencias e innovaciones del sector. Sabías palabras por ambas partes, fruto de la observación y un riguroso análisis exhaustivo de las cifras del último ejercicio. Con ilusión y energía ambas comitivas expusieron ante los numerosos medidos de comunicación convocados con motivo de la rueda de prensa de presentación de esta nueva edición, el desglose de las novedades junto con la distribución final de las distintas áreas que configuran el recinto.  
En orden ascendente el visitante podrá dar comienzo su recorrido descubriendo las novedades del Pabellón 1 compuesto por el área internacional, el área Premium y la zona destinada a los Organics & Functional Foods. En el Pabellón 2 las zonas del Meditarrean Foods, Lands of Spain, Multiple Foods y Snacks, Biscuits & Confectionary lo inundaran todo con un genuino toque made in Spain. En el Pabellón 3 se aloja The Alimentaria Hub, un punto de encuentro entre profesionales donde poder poner en común experiencias desde la perspectiva de cada una de las partes implicadas. Intervin se consolida un año más como  una de las mayores exposiciones y muestras de vinos de toda Europa, aunando una completa y rigurosa selección de las mejores bodegas. En el Pabellón 4 encontraremos Interlact y Restaurama que tal y como sus nombres indican serán espacios dedicados a los lácteos y la restauración respectivamente unidos con el Pabellon 5 de Intercarn dedicado íntegramente a las carne. Siguiendo el mismo patrón de distribución, los Pabellones 6 y 7 también estarán conectados, albergando Restaurama, Kitchen & Tableware Utensils, Textiles en el 6 y Restaurama, Technology, Enteraitmen and Sofware, Interior Design, Decoration, Lighting and Furniture en el 7. Finalmente en las dos alas del Pabellón 8 se expondrá la zona de Equipment & Machinery.

Indistintamente de los intereses profesionales y preferencias de cada visitante, se recomienda llevar cabo una rigurosa planificación que permita optimizar al máximo la duración de nuestra visita. Dicho esto y sin más preámbulo, se invitó a la prensa asistente a un completo cóctel donde poder degustar algunas de las tapas que elaborarán en directo en la zona The Alimentaria Experience por algunos de los más célebres y laureados chefs de nuestro país de la talla de Jordi Cruz, Paco Roncero, Fina Puigdevall, Nandu Jubany  o Carme Ruscalleda entre otros. 
-

Monsieur Privé en la presentación de los nuevos Vichy Catalan Fruit en El Molino de Barcelona

--
Conscientes de la importancia de llevar a cabo hábitos de vida saludables, Vichy Catalan Corporation lanza al mercado Fruit, una nueva bebida refrescante formulada a partir de zumo de fruta y agua mineral carbónica, disponible en dos formatos y en tres sabores distintos, manzana, naranja y limón. Una nueva forma de hidratar nuestro cuerpo desde dentro, mientras disfrutamos del más puro sabor de la fruta sin perder ninguna de las múltiples y beneficiosas propiedades que aporta a nuestro organismo su consumo a cualquier hora del día. 

Citados en la emblemática sala El Molino de Barcelona, los más de doscientos invitados asistentes pudieron descubrir en exclusiva estas nuevas referencias del porfolio de la empresa antes de su lanzamiento oficial en el mercado, conocer de primera mano su canal de distribución y visionar en exclusiva el estreno del nuevo spot televisivo. Un magistral ejercicio de ingenio que pone de manifiesto los principales valores y pilares de la filosofía de la compañía, reinterpretados bajo el filtro y los parámetros de los gustos y las modas imperantes en nuestro tiempo. Un acierto intemporal que generación tras generación crece en adeptos.
----

Arropados por el cariño de clientes, prensa y amigos, la marca sorprendió con un sinfín de actividades con la que reforzar el carácter activo y dinámico que transmite el producto. Surf 2.0 a cargo de uno de los mejores maestros en la materia y sorteos varios actuaron a modo de antesala del posterior cóctel ofrecido, elaborado por Vilaplana. Un bar de aguas y una barra libre de cócteles realizados a partir de los muchos otros sabores de la casa hicieron el resto, obteniendo como resultado un ambiente alegre y ameno donde poder descubrir en primera persona la versatilidad y múltiples propiedades de estas nuevas referencias. 
-
Al finalizar el extraordinario ágape ofrecido, los invitados asistentes pudieron disfrutar en exclusiva de una actuación en directo del grupo estrella del verano Wax & Boogie a modo de broche de oro a una noche mágica y singular que jamás olvidará ninguno de los asistentes.

(Imágenes cortesía de Vichy Catalán)
--

Monsieur Privé presenta The Paella Club Barcelona

---
Que la dieta mediterránea gana cada día más adeptos es algo que todos sabemos, su rica y variada oferta en nutrientes la convierte en una de las más sanas y equilibradas del mundo. Con la globalización ya no existen fronteras y a cualquier hora del día podemos disfrutar de todo tipo platos, indistintamente de su procedencia. Bajo estos parámetros, teniendo en cuenta estas premisas y siguiendo la estela del éxito cosechado en otras capitales del mundo como París o Nueva York, nace en BarcelonaThe Paella Club, un nuevo y revolucionario espacio gastronómico en cuyos fogones se rinde culto a uno de los pilares de nuestra gastronomía patria, la paella

De la mano de Alex Betolaza y Alex Villar nace un revolucionario y novedoso punto de encuentro, donde los fervientes apasionados y admiradores de este manjar podrán descubrir de primera mano todos los secretos y trucos que envuelven a una de las máximas expresiones arroceras del mundo. Sin pretensión alguna de convertirse en un restaurante más de los muchos existentes en la ciudad, The Paella Club dota al comensal de todas las herramientas necesarias para convertirlos en verdaderos expertos en la materia, a la hora de preparar cualquiera de las muchas variedades existentes junto a sus múltiples variaciones.
Acudiendo al unísono a la llamada de nuestra gran amiga Lorena Madurga, nos dirigimos hasta el número cinco de la calle Doctor Dou de Barcelona para asistir a una de las másters class que se imparten a diario en The Paella Club. Bien sea sólo, en pareja o en grupo, hasta un total de 25 personas podrán disfrutar a la vez de una experiencia única donde poder cocinar de forma conjunta distintos tipos de paella que posteriormente se saborearan tranquilamente en la mesa a modo de pequeña competición.  Por parejas, tras lavarnos las manos, Alex Villar da el pistoletazo de salida a una experiencia única y sin precedente, orquestando al grupo mientras Alex Betolaza ejerciendo de perfecto anfitrión, se asegura de que nuestras copas permanezcan llenas en todo momento. 
---
En su justa mesura, cada ingrediente se encuentra dispuesto en pequeños recipientes en las cantidades exactas, listos para ser utilizados. 

El primer paso consiste en marcar la carne, durante un par de minutos. Vuelta y vuelta se dora para que una vez en el horno alcance su punto óptimo de cocción. 

Seguidamente se carameliza la cebolla y se añade el ajo picado en pequeños trozos. 

Acto seguido se añaden las setas deshidratas y los espárragos verdes mientras se fríen a fuego lento. Una vez alcanzan su punto óptimo se condimenta la mezcla con pimentón y azafrán.

Más tarde se añade el arroz de la variedad bomba junto con el caldo. Una de las curiosidades del arroz es que tan sólo absorbe la sal durante sus ocho primeros minutos de cocción. Pasado este tiempo tan sólo se sala el sofrito, corriendo el riesgo de que el arroz quede soso.

El último paso consiste en introducir la paellera en el horno durante quince minutos a unos 200 grados. 
----
Mientras se cocinan nuestras paellas a fuego lento en el horno, tomamos asiento en la mesa y damos comienzo con los entrantes, una suculenta escalibada de verduras kilómetro cero acompañadas con un crujiente pan de vidrio con tomate restregado y aceite. Entre risas y confidencias pasa el tiempo, el temporizador suena y una a una degustamos las ocho variedades preparadas. En riguroso orden y sin jerarquía alguna, emitimos nuestro veredicto mientras aguardamos expectantes al postre, una deliciosa crema catalana artesanal precedida de un granizado de lima, limón y ginebra con el que limpiar nuestro paladar. 

Tras nuestro último bocado,decimos adiós, despidiéndonos con un fuerte abrazo mientras agradecemos a nuestros anfitriones su invitación. 
---

Monsieur Privé presenta el nuevo restaurante La Cuina de Laietana en Barcelona (Arrusé Group)

----
En el corazón del centro de Barcelona se encuentra La Cuina de Laietana, un restaurante con encanto y personalidad propia, cuya oferta gastronómica aúna en una misma carta lo más selecto del mediterráneo. De la mano del reconocido chef Joan Barca, asesor gastronómico del espacio, nos adentramos en un fascinante viaje a través de los sentidos donde poder descubrir en primera persona, copa de Veuve Clicquot en mano, los entresijos de una de las mejores cocinas de mercado de la ciudad.

Lejos de la excesiva teatralidad que suele acompañar a establecimientos similares de la zona, descubrimos un espacio cuya atmósfera, cálida e intimista, atrapa y seduce a partes iguales sin la necesidad de recurrir a artificios de ningún tipo. Su cocina habla por si sola, no necesita carta de presentación. Su materia prima, un producto fresco y de excelentísima calidad, acompañado por un servicio atento y cordial se encarga de hacer el resto. De su cuidada decoración destacan elegantes jardines verticales que enmarcan el perímetro de la sala dentro de un sempiterno oasis primaveral.
Nada más tomar asiento y leer atentamente la carta, el comensal ya puede percibir en cada plato el intenso sabor a mediterráneo que se encuentra presente en cada uno de los platos. Sin saber por donde comenzar, nos dejamos asesorar optando por un completo menú degustación con el que poder construir una imagen global del tipo de cocina ofertada. El pistoletazo de salida lo da una generosa ración de Jamón Especial Segovia y pan tostado con tomate, aceite de oliva virgen y sal. Un clásico intemporal que conquista paladares de todo el mundo. En sincronía milimétrica nos sirven una ración de melosas anchoas del cantábrico con aceita de oliva y pan tostado con tomate y una original cazuelita de chistorra basca con tostaditas. Una puesta en escena impecable cuyo formato invita a compartir.
Atraídos por la brisa marina somos muy gratamente sorprendidos con una bandeja de marisco a la plancha compuesta por navajas, vieiras, almejas, mejillones y langostinos en su punto óptimo de cocción. El nivel y la sofisticación de la presentación de los platos va in crescendo cuando nos es servido un original y deconstruido pulpo a la gallega cuya armónica composición lo elevan a la categoría de pura poesía. Los calamares a la romana destacan por su logrado contraste de texturas entre su crujiente rebozado exterior y la esponjosidad del calamar. El punto de inflexión lo provocan unas suculentas patatas bravas picantes con salsa mayonesa y picante. Realmente sabrosas, bocado a bocado el comensal lleva a cabo un ejercicio introspectivo, rememorando los períodos estivales de su niñez.  
--
El punto álgido de la velada lo preceden dos de los platos estrella de la casa, la paella de marisco "Tot Pelat" compuesta por calamares, gambas y mejillones listos para degustar. Gesto que se agradece a la hora de saciar la gula de los paladares más exigentes y el entrecot de 300gr asado a la piedra en directo al gusto de cada comensal. El broche de oro a tal extraordinario ágape lo puso una deliciosa crema catalana cuya receta original data de la tatarabuela del chef y cuyos secretos son compartidos con cautela y recelo, generación tras generación.

Sin lugar a dudas una experiencia altamente recomendable a todos aquellos a quienes les guste disfrutar del buen comer sin artificios ni pretensiones. Nuestra más cordial enhorabuena a Arrusé Group y nuestro más sincero agradecimiento a su embajador Mauro Torres  por su tan amable invitación.
 ---
Restaurante Spoonik Club Barcelona
El refranero popular de nuestra cultura recoge un sinfín de aforismos y frases hechas de fácil comprensión que a lo largo de los siglos, generación tras generación, nos han ayudado a entender, un poco mejor, como funciona el mundo. De todas ellas, hoy haremos nuestra la que dice "quien tiene un amigo, tiene un tesoro" y bien cierto es, más cuando estos amigos son unos laureados y reconocidos chefs de prestigio y su casa un restaurante concebido a modo de laboratorio experimental de nuevas sensaciones.

Siempre me he considerado una de esas personas a las que se les conquista por el estómago y la suma de un cúmulo de pequeños detalles. Para mi el hecho de que alguien me abra las puertas de su casa, significa algo más que ir de visita, pone en evidencia que formas parte de su vida y que en mayor o menor grado también ocupas un espacio en su corazón. Podría, muy gustosamente, deleitaros vanagloriando y ensalzando la figura publica de mis queridos John Giraldo y Jaime Liberman pero hoy dado que ceno en su casa, prefiero mostrar su otra cara, la más intimista, la más próxima, en definitiva la más cercana. Pese a que hace relativamente poco que nos conocemos, siempre hemos hablado el mismo idioma y nuestro respeto y admiración mutuos se han traducido siempre a modo de un impecable trabajo.

Citados en el palacete modernista que poseen en el exclusivo barrio de Lesseps, Esteban Galánsommelier del Spoonik Club nos abre la puerta recibiéndonos con una copa de Dom Pérignom con la que hacer más llevadero el invernal frío que con su manto cubre todo de blanco al caer la noche. A medida que avanzamos por el jardín, regresamos al esplendor y la gloria de una época pretérita donde la educación, la clase y el buen gusto lo era todo. De su frondosa vegetación sorprende la variedad de especies de la misma y como cada una de ellas, en armonía, enmarcan un precioso patio típico catalán recién restaurado. Como si del jardín de una casita de muñecas se tratase, la fachada se alza a modo de umbral hacía lo desconocido. Al abrirse la puerta, una intensa luz purpura resplandece desde el interior, mientras la dulce voz de una soprano nos atrapa cual canto sirena, hasta tomar asiento al ritmo de Puccini.  

Del interiorismo me llama soberanamente la atención como conviven elementos modernos como la estantería de hierro colado que invade discretamente el salón o esculturas de Jaime Hayón para Lladró con paredes adamascadas en terciopelo rojo, mobiliario Louis XIV y un impresionante espejo veneciano con marco de pan de oro que corona la chimenea neoclásica que preside la sala. Un piano de pared, piezas icónicas del diseño contemporáneo y una cuidada biblioteca se encargan de hacer el resto haciéndote sentir como en casa.  
----
Una vez sentados en la mesa la magia da comienzo con una empanada de ajiaco con crema de aguacate y alcaparras fritas, pura poesía visual para el alma en cuanto a contrastes cromáticos se refiere y un remanso de paz para nuestro paladar.

El ceviche andino de trucha, huevas de tobiko y huacatay nos cautiva por su frescura y colorido a partes iguales. Una pequeña expedición rumbo hacía la cara más oculta y escondida de Los Andes que a modo de ante sala, invitan a continuar por este periplo de texturas y sabores dando paso al taco de frijol frito con salsa de cacahuete, chile pasilla y tomate seco cuyo intenso sabor es capaz de saciar la más temible de las gulas.
------
Si el primer bloque nos impactó por su variado colorido, el segundo seduce por su hegemonía cromática.

El cochinillo a baja temperatura con cayene y mostaza casera de Gewurztraminer alcanza con nota al más intenso de los placeres. Su capa crujiente protege con recelo una melosa carne acompañada de una suave mostaza que a modo de sábana, la cubre protegiéndola con esmero.

Servido en una vaina de cacao de cerámica, el royal de cochinillo ibérico con ortiguillas, mayonesa de achiote y mojo de cilantro representa a un pequeño mundo, virgen e inexplorado.

Pese a no ser muy de pescado, debo de añadir que me encantó el rodaballo relleno de papaya y coquitos de Brasil, salsa de guayaba y piñones que nos sirvieron acompañado de una vanguardista y reinventada causa lila de papa lisa con caviar de Beluga y doble crema.
Nuestro punto y final lo ponemos a modo de broche de oro con un tamal de chocolate relleno con texturas de cacao servido envuelto en una hoja de maíz y posteriormente bañado en cacao puro caliente. Un dúo de chocolates que interaccionan con cierto con las demás texturas presentadas.

Los petit fours artesanales son pura laboriosidad en miniatura, tan bonitos y tan delicados que hasta dan pena comerlos, después de probarlos no puedes evitar comerte uno de los que pertenecen a los comensales de al lado.

Agasajado hasta el límite más extremo de la acepción que nos permite el uso de esta palabra nos despedimos, no sin antes ojear detenidamente uno de los libros de su biblioteca que más llama mi atención, uno dedicado por Karl Lagerfeld a Anna Piaggi donde arte e innovación van de la mano a la hora de desarrollar las claves de un estilo único e imperecedero, adjetivos fácilmente extrapolables a la cocina de estos dos grandes genios de la cocina contemporánea.

Muchas felicidades y nuestra más cordial enhorabuena. Parafraseando a Dorothy Gale en una de las escenas del Mago de Oz y adaptándolas a este contexto: "Se está mejor en vuestra casa que en ningún sitio".   
-----
Restaurante El Bar Barcelona Calle Calabria 
Paseando por el Ensanche barcelonés, inmerso dentro de mis pensamientos, escucho mi nombre des de la lejanía en la confluencia de la calle Calàbria con Diputación. Para mi sorpresa al girarme se trataba de mi gran amigo el chef Xavier Lahuerta, a quien conocí hace ya muchos años durante su etapa como chef dentro del equipo del ya fallecido Estrella Michelín, Jean Luc Figueras, en aquella época asesor gastronómico del lujoso y exclusivo Hotel Mandarin Oriental de Barecelona.

Tras fundirnos en un fuerte abrazo, con toda la confianza del mundo, me pregunta qué hacía por allí un viernes por la noche. Se sorprendió que no estuviese en alguno de los múltiples e ineludibles compromisos que a diario llenan las páginas de mi agenda. Sin más preámbulo le comento que ya me dirigía hacía casa sin ningún plan interesante a la vista, a lo que él añadió que me invitaba a cenar. Sin oponer resistencia alguna por mi parte, le dije que ningún problema y que aceptaba encantado. Hacía meses que no nos veíamos y teníamos que ponernos al día de todo. Por el momento no avisté nada especial ni diferente hasta que entramos en el establecimiento, se dirige hacía la cocina, se lava las manos, se pone el delantal y de repente aparece ante mi otro gran profesional al que admiro y conozco desde hace años durante su etapa como asesor del emblemático Hotel El Palace de Barcelona, Mika Lasne. Allí fue cuando un cúmulo de dudas me asaltaron de improvisto sin entender nada. Xavier me había invitado a cenar pero lo que no me había dicho es que sería él quien cocinaría ni tampoco que era la mano derecha de Mika en este proyecto. Doblemente gratamente sorprendido, mientras Xavier lo prepara todo en cocina, Mika me enseña las instalaciones, contándome la historia del lugar y la nueva filosofía que habían decidido aplicar.
Me comenta que El Bar Barcelona nace como un reto, crear un espacio gastronómico único y singular que fusionase los pilares fundamentales de la tradición catalana más arraigada dentro de la cultura popular de la zona con los gustos contemporáneos sin perder ni un pequeño ápice de su esencia de antaño.

Nada más bajar los tres escalones que separan al presente del pasado, su atmósfera me atrapa sin dejarme escapar, trasladándome a una época pretérita de esplendor y gloria donde atrás quedan los artificios y lo superfluo que decora todo hoy en día. Una luz cálida es la encargada de reforzar la faceta más destacada del espacio, su decoración. Nadie diría que nos encontramos en un restaurante del Ensanche, aislándome del exterior podría decir que estamos en la Barceloneta o Pueblo Nuevo, incluso hasta en el Barrio Gótico pero nunca habría venido a mi mente el Ensanche, territorio de Lázaro Rosa-Violán y Jaime Berinstaín en cuanto a la ambientación de restaurantes y hoteles se refiere.

Su decoración está muy lograda y conseguida y una vez perdido de vista el entorno podemos sentirnos como visitantes a la época de nuestros bisabuelos. Simplemente me encanta, la vuelta catalana del techo, los ladrillos artesanales de obra vista, el color del barniz de la madera, todo elegantemente escogido para recrear tiempos inmemoriales.

La planta superior cuenta con un salón privado en el que celebrar banquetes, reuniones de trabajo u otras actividades de trasfondo gastronómico que requieran mayor privacidad. Sus blancas e inmaculadas paredes actúan a modo de escenario donde mobiliario original del siglo XIX se desenvuelve con elegancia y armonía con el entorno. En el piso de abajo se encuentra la barra, la cocina y el restaurante. Como si de una masía se tratase nos trasladamos a los orígenes de nuestra cultura con cariño y añoranza a partes iguales.

Como entrantes me sorprende con unas originales olivas rellenas de caviar de Oro Líquido. Diminutos granos de caviar de aceite de oliva virgen extra que al eclosionar con mi paladar contrastan en armonía con el intenso sabor de la oliva. Un dúo de texturas donde por un lado podemos ver el estado originario de la oliva y por otro contemplar una de las más recientes y modernas aplicaciones del aceite. A los pocos minutos me sirve una ración de pan de pagès tostado y untado con tomate, un clásico intemporal que nunca falla y que siempre actúa a modo de preludio de otro básico de nuestra gastronomía, las croquetas de pollo. De su presentación sorprende su formato rectangular y el plato en forma de salpicadura de cerámica en el que son servidas. Melosas, tiernas y crujientes en su justo punto de cocción. 
Al tratarse de un espacio que se encuentra en la intersección de distintas arterías comerciales se convierte en un lugar de paso que diariamente recibe muchas influencias de todo tipo. Ello se percibe en su carta, platos de temporada que se desarrollan en función de los ingredientes disponibles en ese momento en el mercado como es el caso de las finas láminas de alcachofas fritas. Qué decir de un plato sano, saciante y de efecto drenante? Tan sólo que están hechas en su punto y cortadas a un grosor que les otorga una melosidad inusual. Volviendo a la calle me son servidas dos tapas sobre baldosas de la rosa de Barcelona. Mirando a montaña por un lado y a mar por otro. En dirección a Collserola avisto unas originales rodajas de jamón acompañadas de higo deshidratado y salsa de cobre. Xavier me comenta que si se cocina con oro y con plata porqué no elaborar una salsa con cobre? Hecho que resulta todo un acierto en cuanto a cromatismo se refiere. Mirando al mediterráneo me sorprende con un saco de gambas acompañadas con salsa romesco casera. Qué decir de las gambas y qué decir de la salsa? Una salsa suave y que evoluciona en el paladar mostrando cada uno de los matices de los ingredientes empleados que acentúa el sabor a mar de la gamba. Todo un placer para los sentidos.
---
Como plato principal me sorprende, hasta el punto de emocionarme, recordándome mi niñez con unos calamares rellenos de carne, con su sofrito, regados en salsa de tinta negra, presentados en un original plato de cerámica en forma de salpicadura como el que os he comentado anteriormente pero en distinto color y de mayor tamaño. Mika me comentaba el otro día a través de las redes sociales que se están planteando rebautizar el plato con mi nombre.

El mar y montaña de botifarra negra con pulpo, parmentier de patata y habitas es presentado sobre un original recipiente de vidrio que al unirlo con otro tienen forma de corazón, una alegoría a la pasión que tanto Mika como Xavier profesan día a día hacía su trabajo. La cremosidad del parmentier integra con ingenio el intenso sabor del pulpo con el de la botifarra. Las habitas tienen un papel primordial en cuanto al juego de texturas se refiere que vosotros mismos deberéis descubrir.

El broche de oro de este encuentro inesperado lo puso una deconstrucción de pastel de limón / lemon pie que devoré de dos cucharadas casi sin dejarle probarlo.Sabe que es uno de mis postres preferidos y por ello no se enfadó conmigo cuando fue a probarlo y ya no quedaba.

Siempre he pensado que aquellos maravillosos recuerdos que uno guarda para siempre en su corazón son por un lado fruto de la casualidad y por otro del deseo.

El Bar Barcelona de la Calle Calàbria 118 es un espacio donde el postureo se deja en la puerta antes de entrar del mismo modo que las espadas no tenían cabida alguna en la corte de Catalina la Grande antes de acceder ante su presencia. Un lugar donde disfrutar y dejarse llevar saboreando lo mejor de nuestro legado contemplando el ferviente bullicio que nos envuelve. 
-
Restaurante Maai 
Siempre se ha dicho que todo esfuerzo trae siempre consigo una merecida recompensa y que quien la sigue la consigue, algo que sabe muy bien Viky Valls, propietaria y chef ejecutiva del nuevo Restaurante Maai de Barcelona, un espacio que refleja muy sabiamente y con acierto, la clara conciliación de la vida familiar con la profesional, donde poder disfrutar de la mejor oferta eco-healthy del exclusivo distrito de Sarrià-Sant Gervasi.

Lejos de artificios y huyendo de toda la teatralidad que suele acompañar a este tipo de cocina en su máxima expresión, su fórmula se basa en el equilibrio y la variedad. Condiciones que aplica esta apasionada de la comida sana y emprendedora a todas y cada una de las facetas de su vida. Pese a que tan sólo se sirven desayunos, brunchs y comidas en días laborables, un lunes ya no es lo que era y se hace menos cuesta arriba pudiéndolo enmarcar en un entorno como este.

De todo un poco, sano y variado a una excelente relación calidad-cantidad-precio. Así podríamos definir el sueño de una madre, hecho al fin realidad, cuyo cariño y esmero por sus hijos se refleja también en cada uno de sus platos. "El principio de un largo viaje siempre da comienzo con el primer paso que decidimos dar hacía una nueva dirección, por ello si queréis cambiar poco a poco vuestra vida, comenzad cambiando la forma que tenéis de comer." Bajo este acertado destacado nos adentramos en la cocina de uno de los restaurantes de reciente apertura con más personalidad e impronta de la ciudad.

Evitando todo tipo de alimentos procesados, azúcares blancos y la harina de trigo su carta se estructura en tres apartados que contemplan elaboradas recetas creadas a partir de productos de proximidad que dan como resultado una completa oferta vegetariana, vegana y cárnica. Partiendo de los principios fundamentales de la filosofía Hygge, sus menús dan comienzo con un plato de sopa, caldo o crema de verduras efecto saciante para evitar que nos demos un atracón y en consecuencia ahorrarnos la posterior sensación de pesadez de nuestro estomago. Pese a que el mundo vegano y vegetariano da para mucho, aún son pocos los que se atreven a dar el paso, por ello su oferta cárnica destaca por la excelente calidad de su selección de carnes y pescados maridados con la mejor selección de vinos biodinámicos, vermuts ecológicos, cervezas artesanales, aguas aromatizadas, zumos cold pressed e infusiones adaptadas elaboradas a medida por el Parc de les Olors de Cal Vilanova. El broche de oro lo pone su selección de postres healthy, desde aquí queremos recomendar su puding de chía con leche de cocoy la ricota con granota y miel. Os encantarán!

Imagen de Viky Valls cortesía de Joan Cortadellas para El Periódico. 
-----
Restaurante Tento Tuset
La naturaleza humana en un sinfín de ocasiones nos lleva a convivir con ideas preconcibas que poco o nada tienen que ver con la realidad. Pese a la globalización y la universalidad que impera en nuestro tiempo, aún nos separan muchas fronteras culturales en cuanto a gastronomía se refiere, fronteras que chefs de la talla de Andreu Bosch, asesor gastronómico de Tento, consiguen traspasar gracias a la dedicación y a la entrega que vuelcan e invierten cada día en su trabajo. 

Pese a la variada oferta gastronómica que podemos encontrar en el mercado, nuestro frenético ritmo de vida muchas veces nos conduce erróneamente a asociar lo precocinado con estándares de calidad muy inferiores al de restaurantes u otro tipo de espacios gastronómicos de comidas listas para llevar. Partiendo de esta base, la filosofía de Tento se centra en la elaboración de un producto fresco, sano y de calidad, similar al que podríamos preparar en nuestra cocina. Teniendo en cuenta parámetros como las intolerancias o el aporte calórico de cada plato, Andreu Bosch y su equipo desarrollan completos menús con los que satisfacer la demanda de todo tipo de comensales, pensando en todo momento en sus gustos y prioridades. 
----
Bajo el lema "Cuidando de tu salud, cuidando de ti" cada semana se idean todo tipo de platos con los que abastecer la ferviente demanda de un público exigente, amante de la comida sana y equilibrada. ¿Su secreto? Supervisar todo el proceso de elaboración desde la obtención de la materia prima hasta que el producto final es distribuido y expuesto en las neveras. 

Si lo que buscas es desconectar mientras disfrutas de una agradable comida, quédate en el restaurante, sus modernas instalaciones están equipadas con todo tipo de comodidades con las que ofrecerte un completo servicio. Su renovada imagen invita al descanso, evoca a la paz e incita a llevar unos hábitos de vida saludables. Gracias a Tento ya no hay excusa para no comer bien fuera de casa o cuando no dispongamos del tiempo suficiente para cocinar. 
----
The City Restaurant Grand Hotel Central Barcelona
Nuestra cultura está repleta de escenas cotidianas con un claro y socialmente sutil trasfondo gastronómico que en un sinfín de ocasiones empleamos como excusa para vernos, reencontrarnos, dejarnos llevar y disfrutar.

Para ello no se me ocurre un lugar más idóneo que el City Bar & Restaurant del Grand Hotel Central de Barcelona. Situado en la céntrica y bulliciosa Vía Laietana, destaca con creces y con nota por encima de la media de la oferta de la zona por su carácter exclusivo, su discreción y su elegancia intemporal.

Definiendo su cocina como honesta y sin complicaciones, este bistró mediterráneo con acentos cosmopolitas, promueve un producto de temporada y de alta calidad, elaborando platos en su punto óptimo de cocción, repletos de matices. De la mano de Alberto Vicente, chef residente del espacio, damos el pistoletazo de salida y nos adentramos en una completa experiencia gastronómica, maridada con la mejor selección de vinos locales y los originales cócteles de autor de Manel Vehí, bartender del hotel.
Como entrantes para compartir nos decantamos por un clásico de la gastronomía de nuestro país, las croquetas de pollo asado. Crujientes por fuera y melosas por dentro, desde el primer bocado nos trasladamos a nuestra infancia rememorando las comidas de los domingos en casa de la abuela. La crema ligera de pescado de roca y tempura de mar nos sorprende muy gratamente por su textura gelatinosa en yuxtaposición al crujiente de la tempura del cangrejo nómada y las gambas. Su intenso sabor amor evoca al verano, al sol, al mar y a la más pura esencia del mediterráneo. Los raviolis de pollo del Prat con calabaza y rebozuelos desprenden un delicioso aroma que invitan más que a saborearlos a devorarlos de un sólo bocado. La pasta fresca con la que se elaboran es cocinada cada mañana para que llegado el momento de ser servida se encuentre en su punto óptimo de cocción.
--------
De su completo abanico de carnes nos decimos por la pluma de ibérico y las álbondigas de pato con foie gras y peras. De la pluma destacar la jugosidad de su carne cocinada al punto y su acompañamiento, un delicioso puré de calabaza con crujientes de patata. Para describir las álbonidigas nos faltan palabras para plasmar el preciosista juego de contrastes que en armonía se integran al unísono dentro de una orquestada  melodía.

Como era de esperar los postres supieron estar a la altura, superando nuestras expectativas, tanto en presentación y originalidad como en sabor. El pastel de queso y frutos rojos acompañado de helado artesanal de fresa presenta un tamaño y formato óptimo para compartir del mismo modo que los originales buñuelos rellenos de chocolate. Los apasionados del dulce encontrar una gran gama de postres con los que saciar la más temible de las gulas.

Sin nada más que añadir, el City Bar & Restaurant es uno de esos restaurantes imprescindibles de obligada peregrinación a los que hay que ir al menos una vez en la vida.
---