Monsieur Privé presenta el nuevo restaurante La Cuina de Laietana en Barcelona (Arrusé Group)

----
En el corazón del centro de Barcelona se encuentra La Cuina de Laietana, un restaurante con encanto y personalidad propia, cuya oferta gastronómica aúna en una misma carta lo más selecto del mediterráneo. De la mano del reconocido chef Joan Barca, asesor gastronómico del espacio, nos adentramos en un fascinante viaje a través de los sentidos donde poder descubrir en primera persona, copa de Veuve Clicquot en mano, los entresijos de una de las mejores cocinas de mercado de la ciudad.

Lejos de la excesiva teatralidad que suele acompañar a establecimientos similares de la zona, descubrimos un espacio cuya atmósfera, cálida e intimista, atrapa y seduce a partes iguales sin la necesidad de recurrir a artificios de ningún tipo. Su cocina habla por si sola, no necesita carta de presentación. Su materia prima, un producto fresco y de excelentísima calidad, acompañado por un servicio atento y cordial se encarga de hacer el resto. De su cuidada decoración destacan elegantes jardines verticales que enmarcan el perímetro de la sala dentro de un sempiterno oasis primaveral.
Nada más tomar asiento y leer atentamente la carta, el comensal ya puede percibir en cada plato el intenso sabor a mediterráneo que se encuentra presente en cada uno de los platos. Sin saber por donde comenzar, nos dejamos asesorar optando por un completo menú degustación con el que poder construir una imagen global del tipo de cocina ofertada. El pistoletazo de salida lo da una generosa ración de Jamón Especial Segovia y pan tostado con tomate, aceite de oliva virgen y sal. Un clásico intemporal que conquista paladares de todo el mundo. En sincronía milimétrica nos sirven una ración de melosas anchoas del cantábrico con aceita de oliva y pan tostado con tomate y una original cazuelita de chistorra basca con tostaditas. Una puesta en escena impecable cuyo formato invita a compartir.
Atraídos por la brisa marina somos muy gratamente sorprendidos con una bandeja de marisco a la plancha compuesta por navajas, vieiras, almejas, mejillones y langostinos en su punto óptimo de cocción. El nivel y la sofisticación de la presentación de los platos va in crescendo cuando nos es servido un original y deconstruido pulpo a la gallega cuya armónica composición lo elevan a la categoría de pura poesía. Los calamares a la romana destacan por su logrado contraste de texturas entre su crujiente rebozado exterior y la esponjosidad del calamar. El punto de inflexión lo provocan unas suculentas patatas bravas picantes con salsa mayonesa y picante. Realmente sabrosas, bocado a bocado el comensal lleva a cabo un ejercicio introspectivo, rememorando los períodos estivales de su niñez.  
--
El punto álgido de la velada lo preceden dos de los platos estrella de la casa, la paella de marisco "Tot Pelat" compuesta por calamares, gambas y mejillones listos para degustar. Gesto que se agradece a la hora de saciar la gula de los paladares más exigentes y el entrecot de 300gr asado a la piedra en directo al gusto de cada comensal. El broche de oro a tal extraordinario ágape lo puso una deliciosa crema catalana cuya receta original data de la tatarabuela del chef y cuyos secretos son compartidos con cautela y recelo, generación tras generación.

Sin lugar a dudas una experiencia altamente recomendable a todos aquellos a quienes les guste disfrutar del buen comer sin artificios ni pretensiones. Nuestra más cordial enhorabuena a Arrusé Group y nuestro más sincero agradecimiento a su embajador Mauro Torres  por su tan amable invitación.
 ---