Monsieur Privé en el estreno de la gira 2018 de Los Vivancos en el Teatro Tivoli de Barcelona C/Casp,8

---
Un año más el Teatro Tivoli de Barcelona se convierte en el escenario elegido por los hermanos Vivancos para dar el pistoletazo de salida a su gira por nuestro país. Hasta el próximo 10 de junio los fervientes seguidores del virtuoso arte de estos habilidosos genios todo terreno, podrán disfrutar de un espectáculo único y sin precedente en el que poder vibrar y emocionarse desde sus butacas. El pasado jueves tres de mayo, con un aforo más que completo y arropados por el cariño y la admiración de rostros conocidos del ámbito social catalán, familiares, fieles seguidores y amigos se celebró el estreno.

Al ritmo de Hi-Ho! cuales siete enanitos rumbo a la mina, caminan con ritmo hacía el escenario a modo de preámbulo a una representación que aúna con elegancia e ingenio, música clásica, danza, flamenco y artes marciales, entre otras muchas sorpresas que elevan a estos maestros a la más pura acepción de la palabra artista. Una actuación armónica y de gran belleza plástica que al unísono fusiona siete dones que sin jerarquía alguna, se complementan a la perfección. La sincronización milimétrica de cada movimiento infiere a cada intervención un aura inusual en este tipo de espectáculos.
En un una sociedad de consumo en la que nuestra retina es continuadamente saturada de estímulos visuales las 24 horas del día, se agradece la exhibición pública de excepcionales habilidades artísticas de esta índole. "Nacidos para bailar" título que desde cinco años da nombre al espectáculo, destaca por su carácter humano y un sobresaliente trabajo en equipo. Un marco de excepción, una impecable puesta en escena y una regía disciplina se encargan de hacer el resto. Cuando creemos haberlo visto todo, nuestros ojos se abren de par en par, admirando atónitos la energía que una persona desprende cuando transmite pasión por un trabajo bien hecho. 

Su faceta más humana nuevamente se pone de manifiesto cediendo parte de lo recaudado en la venta de entradas en taquilla a la Fundación Querer, una organización sin ánimo de lucro que trabaja con ahínco en la educación e investigación de enfermedades neurológicas que afectan a niños con necesidades especiales derivadas de este tipo de patologías. Tras el vis de rigor que cada año reclama el su público, hicieron levantar a todos los allí presentes para ayudar a los niños a través de un zapateado solidario con el que plantar cara a este tipo de enfermedades. Un interminable aplauso puso el broche de oro a una vibrante noche que jamás olvidaremos. 

Desde Monsieur Privé queremos agradecer a David Soro su tan amble invitación y al maravilloso equipo de prensa del Teatro Tivoli su cariño. Porque todo niño se merece una infancia digna, aunque tan sólo sea una vez, asiste a la llamada de Los Vivancos y déjate atrapar por su magia. No te defraudaran!  

(Imágenes cortesía de Los Vivancos)
-----