Monsieur Privé en el cóctel de presentación de la terraza del Hotel Novotel Barcelona City (7/6/18)

-------
Desde hace ya más de una década, con la llegada de la estación estival cada vez son más los hoteles que abren de par en par las puertas de sus terrazas para compartir con el público local, experiencias únicas e irrepetibles con las que complementar y hacer mucho más agradable su visita. En ocasiones no es necesario disponer de mucho tiempo para ello, el simple gesto de tomar un café puede adquirir una nueva dimensión por el simple hecho de hacerlo en un contexto distinto al que estamos acostumbrados, como en este caso sería en la terraza de un hotel. Lejos de que esta acción quede en algo meramente anecdótico, muchos complejos hoteleros van más allá ofreciendo increíbles complementos y gratuidades con los que hacer sentir al visitante como en casa.
Este sería el caso de la cadena AccorHotels, líder mundial en ofrecer innovadoras experiencias vinculadas con la tecnología y el lifestyle en sus más de 4.100 hoteles, resorts y residencias.

Siguiendo nuestra exploración en búsqueda de las mejores terrazas de la ciudad, aceptamos la invitación del Hotel Novotel Barcelona City dispuestos a descubrir su última apuesta, un novedoso y divertido concepto, diseñado para adaptar la oferta del espacio a cada momento del día que recibe el nombre de Street Food Terrace.

Su cómoda ubicación lo convierte en el punto de encuentro perfecto para todos aquellos que habitualmente se desplacen en transporte público o a pie y su vinculación con la cultura y el ocio, permite visitar a muy pocos metros algunos de los mejores museos de la ciudad, al mismo tiempo que disfrutar de una completa experiencia de compras en el renovado centro comercial que hay justo en frente.
-------
Al entrar lo primero que llama soberanamente nuestra atención es el agradable trato de todo el personal que nos atiende. Fuimos recibidos con la mejor de las sonrisas, transmitiéndonos pasión por un trabajo bien hecho. Tras indicarnos donde estaba el ascensor, subimos a la planta 19, allí un amable camarero nos pregunta donde deseamos sentarnos. A los pocos segundos nos trae la carta y nos presenta toda la oferta gastronómica del espacio y las demás actividades que cada jueves se organizan al caer la tarde. El concepto simplemente nos encanta, street food internacional elaborado con ingredientes de primerísima calidad, presentados de forma impecable, servido en un entorno informal, urbano  y cosmopolita a precios razonables, enmarcados bajo una de las más increíbles y bellas vistas del skyline barcelonés. 
----
Sin lugar a dudar un nuevo y divertido concepto, diseñado para adaptar la oferta de estos espacios al aire libre según las necesidades que surgen a cada momento del día y a los gustos y preferencias personales de todo tipo de públicos con el fin de convertir el lugar en el espacio perfecto para contextualizar escenas de nuestra cotidianidad que nos permitan enriquecernos mientras  descubrimos nuevas facetas y perspectivas de la ciudad. La carta es muy completa y variada, pudiéndose encontrar conceptos tan exóticos como los baobuns o las brochetas elaboradas en robata. Los amantes del buen comer podrán disfrutar de los seis tipos de hamburguesas disponibles, una variada carta de arroces, ensaladas hechas al momento o pizzas handmade entre muchas otras referencias.
-----
Sin saber que elegir, nos decantamos por dejarnos sorprender y probar un poco de todo. La disposición del buffet en estaciones individuales permite una ambientación personalizada de cada plato, hasta el punto de trasladar al comensal a su país de origen.

Croquetas de jamón y tortilla de patatas en representación de España, mini empanadillas criollas rellenas de cerdo acompañadas de salsa agridulce originarias de Latinoamerica o un guiño francés al sandwich croque monsieur con un toque de delicada trufa son sólo algunas de las suculentas propuestas que probamos durante nuestra primera ronda.
-----
En el segundo asalto fuimos directos a la estación de rollitos de arroz vietnamitas de verdura y carne que elaboran al momento, realmente delicioso y muy bien presentados en originales mini woks. De cada variedad destaca lo lograda que está cada propuesta, lo mismo sucede con la parrilla de carnes al estilo japonés de la robata, las brochetas de carne de wagyu son un verdadero poema con el que deleitar a nuestro paladar. En cuanto la coctelería nos sorprende su gran variedad de combinados y el ritual que acompaña a cada uno de ellos cuando son elaborados por las manos expertas de un excelente bartender como el que tienen. El broche de oro lo pusieron los postres, unas mini falsas hamburguesas con falsas patatas fritas que nada más lejos de la realidad eran mini pastelitos de queso acompañados de sanos trozos de piña.

Sin duda una experiencia altamente recomendable a cualquier hora del día, en ese momento exacto en el que nuestra mente nos pide a gritos evadirnos de la realidad durante unos instantes.

Para más información no dudéis en visitar su página web:

https://www.accorhotels.com/es/hotel-5560-novotel-barcelona-city/index.shtm .

Feliz verano!
------