Monsieur Privé celebra su 35 Aniversario con una gran fiesta en homenaje al modisto Karl Lagerfeld

---
Con motivo de mi trigésimo quinto cumpleaños quise rendir homenaje a dos de los hombres más importantes de mi vida, a mi padre y a mi ídolo, el modisto alemán Karl Lagerfeld, ambos fallecidos el mismo día. Pese a los reveses de la vida, la fiesta debe de continuar y con el corazón repleto de preciosos recuerdos, seguir nuestro camino lejos de la tristeza y motivados por las ansías de vivir y las ganas de disfrutar. 

Haciendo míos algunos de los aforismos más célebres y aclamados de la base del más puro hedonismo, cual discípulo de Epicuro en su jardín, me decidí a plantar el mío. Tras indagar exhaustivamente en mis archivos, me inspiré en una carpeta repleta de imágenes del Baile de la Rosa del año 2015. Aquella edición su temática giró entorno al Art Decó, uno de los movimientos artísticos más instaurados culturalmente en occidente y con el que aún a día de hoy convivimos.
--------
Tras elegir el escenario me dispuse a coordinar hasta el más mínimo detalle para que llegado el día saliese todo perfecto. Una vez diseñada toda la cartelería quise hacerla especial incluyendo la dedicatoria con el autógrafo que me firmó Karl Lagerfeld en 2012 la noche que fuimos presentados durante el transcurso de los Prix de la Mode organizados por la prestigiosa publicación de moda Marie Claire en la Residencia del Embajador de Francia en España.
---

El menú fue íntegramente elaborado por el Pandita Lupito. Le di instrucciones de que quería que fuese fresco, ligero y cuyo cromatismo e ingredientes principales evocasen en la totalidad del conjunto en la delicadeza de un bello jardín de flores.

En el interior de la minutta incluí un boceto de uno de los figurines que Karl Lagerfeld diseñó para el Ballet de Coppelia, representado en la Ópera Garnier de París.  

Como aperitivos dispuse se sirviesen chips naturales de achicoria, zanahoria y berenjenas con airbags de hiervas provenzales para dar paso a un entrante en forma de crema fría de remolacha con flores de pensamiento a modo de ante sala de una ensalada de queso fresco con judía tierna, patata nueva, germinados de cebolla, pasas, vinagreta de mango, gulas y colas de langostinos. Una presentación sublime y una sinfonía de sabores que cautivó los paladares de todos nuestros invitados. 
----
Antes de soplar las velas servimos un cremoso pudding de salmón en suquet con salsa ligera de soja, vinagreta de mango y verduras

El broche de oro lo pusieron tres tartas "Duna" de la prestigiosa Pastelería Baixas de la calle Muntaner de Barcelona. Quise huir de lo impuesto en este tipo de encuentros gastronómicos, apostando por un inusual postre de merengue con sabor a chocolate blanco, mousse de mango, crema de coco, frambueas y gelé de lima. Un rotundo éxito al que le añadimos un macarón ad hoc con un puñado de frambuesas para que la presentación quedase integrada dentro de la imagen global de la mesa.
-----
Para la ocasión encargué a un taller cristalero unas copas de balón con el pie rosa facetado. Acompañándome un día tan mágico y especial conté con la presencia de mi Pandy Pandy Beatríz Aranda y mi Pandita Lupito Luís Rebolledo.

De repente comenzaron a aparecer bolsas de Chanel y de Ralph Lauren repletas de regalos. No sabía si los pink tonics habían comenzado a hacer efecto o si se trataba de un sueño del que jamás querer despertar. Al pellizcarme las mejillas comprobé no era ningún sueño!
Mis Panditas Bonitas, nuestras tías Carmen Soler y Purificación Oliver también quisieron acompañarnos en un momento tan entrañable para nosotros, del mismo modo que nuestro Pandita Daniel Farrero, chico Dior por antonomasia, en compañía de su adorable perrito Bruno.
Mi Pandita Elisabet Ruiz, enfadada por escribir su nombre terminado en "h", algo que detesta por mucho que le insista y explique que así lo escribía la reina, tampoco quiso perderse la cita. 

Mi Pandita Ardillita, la arquitecta floral Ángeles Arellano junto a su esposo José Luís Valentín fueron los primeros en llegar y hacerme esbozar una sonrisa mientras aguardábamos a la espera del resto de invitados.

Al mirar atrás y llevar a cabo una valoración de mi vida, doy gracias al destino por haberme regalado un padre capaz de enseñarme a crecer como persona y a unos amigos incondicionales que me quieren como soy y me aceptan, dándolo todo por mi con mis defectos y virtudes. Desde aquí quiero agradecer a todos ellos su presencia. Millones de gracias mis Panditas, sin vosotros no soy nadie!

PD: No podría haber tenido un día completo sin la participación de mi Pandita Neus Linares, también chica Dior, en compañía de su perrito Dandy y mi adorada María Virginia, mi compañera de llantos y alegrías que siempre está ahí para ayudarme. 
----