Masquerade Night Hotel Grand Marina 2018
Si en Estados Unidos es Anna Wintour quien deslumbra a sus invitados el primer lunes de mayo celebrando una de las fiestas del año, en España, Amancio López Seijas, Presidente del prestigioso Grupo Hotusa, es quien el primer viernes de febrero agasaja y homenajea a los fieles incondicionales de los buque insignia de la cadena con una exclusiva cena de gala con la que rememorar el lujo y el esplendor pretérito del más puro y genuino carnaval veneciano.

Rostros conocidos del ámbito social de estratégicos puntos geográficos de nuestro país se dan cita en un encuentro único y singular donde la magia y el misterio van de la mano, en una celebración donde con excelencia y solemnidad se cuida de hasta el más mínimo detalle. Un riguroso dresscode se encarga de hacer el resto, uniformando a los invitados asistentes y engalanando un marco de excepción, como en el de este caso fue el Hotel Eurostars Grand Marina de Barcelona
-----------
La modelo y colaboradora de televisión Mireia Canalda y su esposo el nadador olímpico y también relaciones públicas Felipe López compartieron el destello de los flashes junto a otras celebridades de la pequeña pantalla de la talla de Toño Sanchís Erik Putzbach y un sinfín de jet setters y socialités de la capital catalana, elegantemente ataviados para la ocasión con sus mejores galas. 

A lo largo de la noche también pudo verse a los empresarios Maria Padilla y Luís Rebolledo, la periodista Rosario Santa Maria, los directores de cuentas Elisabeth Ruiz Salvador (Olegaria Comunicación)Jesús Albiol (Montse Solsona Comunicación), Eloy Valero (Monsieur Privé), Rosa Martín, Viqui Gusmano (LB Press) y Betina Pons o influencers del renombre de Sergi Pedrero, Blondie de Cuerno o Alexandra Vidal Arcori
-------
Tras la copa de bienvenida se ofreció un cuidado y completo banquete de cuatro tiempos en el que se sirvió tártar de salmón con aguacate, dados de atún rojo marinado, carpaccio de buey con virutas de parmesano, mini raviolis de pato, fideuá, sushi, blinis con caviar y tiramisú como postre. La velada estuvo amenizada con actuaciones en directo de un cuarteto de cuerda y caricaturistas que inmortalizaron a los asistentes. Una cuidada ambientación trasladó a todos a la esplendorosa Venecia del siglo XVII.   
----
A ritmo de vals, como marca ya la tradición, se abrieron las puertas del gran salón de baile donde una cascada de chocolate de cinco pisos, invitaba a adentrarse aún más dentro del fascinante universo recreado para la ocasión. Cócteles, con y sin alcohol y un sinfín de bandejas con surtidos dulces, pusieron el broche de oro a un sueño frente al mar del que jamás querer despertar.

Desde Monsieur Privé queremos dar las gracias por la invitación y por tenernos siempre presentes. 
----